INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
1/2 kg de tomates

1 vaso de nata líquida

1 diente de ajo

1 sobre de gelatina en polvo

sal

1/2 limón

1 lata pequeña de pimientos rojos

Preparación:
Los tomates, pelados, troceados y limpios de semillas, se trituran en la batidora junto con el ajo, el zumo de medio limón y un pimiento. Cuando esté todo bien deshecho, se vierte en un recipiente y se reserva.

Aparte, en un cazo se pone a calentar medio vaso de agua y, en el momento en que rompa a hervir, se añade la gelatina, se remueve un poco y se retira del fuego. A continuación, se agrega el preparado de tomate y la nata líquida muy espesa —puede batirse en la batidora hasta que espese lo suficiente—, y se sazona todo con sal.

Esta mezcla se vierte en un molde —redondo o en forma de corona— y se introduce en la nevera durante al menos tres o cuatro horas antes de servir. Este plato es idóneo para los días calurosos de verano.

Otras recetas:

Receta de brazo de gitano de nata

Receta de leche frita, un postre ideal para estos días

RECETA DE TERNERA ASADA CON PURÉ DE CASTAÑAS