Os dejamos 3 pueblos de Castilla la Mancha que no te puedes perder

Alcalá del Júcar

Alcalá del Júcar es uno de los pueblos más pintorescos de Albacete, de ineludible visita para los amantes del turismo rural, de aventura o de quien quiera dejarse impresionar por el riquísimo patrimonio de un municipio único.

Tal y como su nombre indica, se emplaza a orillas del río Júcar, en su tramo final en la comunidad castellano-manchega, antes de entrar a tierras valencianas, donde desemboca.

En ese paso, el río traza una garganta que dibuja un sinuoso paso que constituye uno de los principales atractivos de Alcalá de Júcar, y que condiciona la disposición de las casas, que trepan por las laderas aprovechando el meandro.

Estrechas calles que trepan hacia el Castillo, pequeñas viviendas, escaleras escarpadas, huertecillas y por supuesto, las típicas cuevas, hacen de Alcalá del Júcar un conjunto arquitectónico y natural único.

Que visitar

Cueva del diablo

Aunque las cuevas son propiedad de Juan José Martínez, conocido como El Diablo.

Éstas cuevas están excavadas en el mismo corazón del peñón donde se asienta el pueblo, atravesando con un largo túnel de lado a lado de ésta.

Su construcción fue iniciada en 1905 para ser usadas como corrales, palomares y alacenas.

Desde hace ya unos años, su propietario inició un proceso de ampliación y restauración de pasillos, corredores y estancias.

En su interior se alojan un bar, un restaurante y una discoteca. Está decorada con aperas de labranza antiguos, reliquias de años atrás.

Sus asombrosas vistas del río y el valle, sus construcciones hechas en roca, sus largos pasillos, su temperatura constante todo el año y más detalles, enamoran al visitante.

Desde las cuevas del diablo se puede acceder a la cueva del rey Garadén, están comunicadas entre sí.

Cueva del Masagó y Cueva del Duende

Se trata de otra cueva excavada en la piedra que atraviesa de un extremo al otro la montaña.

Es propiedad privada, pero su espectacular visita hace imposible no hablar de ellas cuando se habla de Alcalá del Júcar.

Esta es su historia.

La Cueva de Masagó destaca por su belleza y delicado picado.

Son de origen Almohade y se han conservado intactas durante siglos y mantiene ese estilo inconfundible y espectacular, hay salas como la bodega o JARAIZ, que incluyen objetos de prensa de oliva y tratamiento de la uva que se conservan.

En su interior se puede visitar el Museo de Fósiles que es una de las mayores colecciones de fósiles de toda España ya que cuenta con más de 600 piezas, algunas de ellas con más de 400 millones de años.

También tenemos el Museo de Numismática con reliquias que van desde la época de Felipe IV hasta nuestros días.

Alcaraz

En la ladera del Cerro de San Cristóbal se halla la localidad de Alcaraz.

En su historia encontramos vestigios de sus vaivenes en la Edad Media, pero es el Renacimiento el que devuelve a Alcaraz el brillo perdido que apreciamos en su visita.

Que visitar

Calle Mayor de Alcaraz

Es el lugar donde se encuentran la mayor parte de los edificios patrimoniales de la ciudad. La portada del Alhorí encabeza la calle, contigua a la plaza Mayor.

Torre del tardón

Esta torre de estilo gótico-renacentista, también conocida como Torre del Concejo o Torre del Reloj, fue construida en el siglo XVI.

Se trata de una de las conocidas torres gemelas de Alcaraz.

Chinchilla de Montearagón

Este municipio a 15 km de Albacete, cuenta con casi 4000 habitantes, antes era la capital de la provincia, lo que se evidencia por la abundancia de industria y servicios que posee.

Tiene un imponente castillo, con sus correspondientes murallas, en la plaza de La Mancha, está ubicado el ayuntamiento del siglo XVI, la Iglesia del Salvador, y la torre del reloj.

Tendréis que subir andando a las cuevas, curiosas casas encaladas desde donde hay una vista preciosa de la llanura manchega que circunda al pueblo.

Y si podeis no dejeis de acudir a una función en su afamado teatro, a donde vienen las mejoras compañías a actuar.

Que visitar

Castillo de Chinchilla de Montearagón

En los muros de esta construcción se puede ver aún el escudo de armas del Marqués de Villena. El castillo estaba formado por grandes murallones en escarpa y tenía 6 esquinas entrecortadas por torreones. Alrededor había un foso de 16 metros de altura.

Iglesia de Santa Maria del Salvador

Esta iglesia del siglo XV, obra de Juan Pacheco, Marqués de Villena, tiene una portada gótica. Sin embargo, su cabecera es de estilo renacentista y el interior, barroco.

Los 8 monumentos históricos de Albacete

Los cinco pueblos más altos de España

2 pueblos españoles de infarto, considerados sin duda de lo más bonitos