Las imágenes fueron grabadas por una estudiante de medicina en un hospital de la india. Ahora mismo están siendo investigados por las autoridades locales.