Conocemos mejor el Parque del Capricho en Madrid

El parque de El Capricho es un parque y zona verde que conforman el patrimonio artístico-natural de Madrid.

Situado en Alameda de Osuna, es uno de los parques más bellos y, paradójicamente, de los más desconocidos sobre todo su búnker de la Guerra Civil.

​Creado en 1784 por los Duques de Osuna y especialmente por la duquesa, doña María Josefa de la Soledad Alonso Pimentel.

Conocemos mejor el Parque del Capricho en Madrid

viajespain.es

Protectora de artistas, toreros e intelectuales, la duquesa creó un auténtico paraíso natural que frecuentaron las personalidades más ilustres de la época y en el que trabajaron los artistas, jardineros y escenógrafos con más prestigio.

Después de la muerte de la duquesa comenzó su declive, que fue imparable hasta que en 1974 el Ayuntamiento de Madrid compró el parque y comenzó su recuperación, que finalizó en 1999.

Está considerado uno de los parques más bellos de la ciudad. De sus rincones destacan la plaza de El Capricho, el Palacio, el estanque, la plaza de los Emperadores, o la fuente de los Delfines y de las Ranas.

http://disfrutandodemadrid.blogspot.com.es

Se le atribuyen referencias inglesas, francesas e italianas, de la época en que fue construido, las cuales son reflejo de las influencias artísticas de los diseñadores del parque. Constituye el único jardín del Romanticismo existente en Madrid.

Muestras de ello son el laberinto de arbustos, los edificios. Etc. el resto del parque está concebido como un típico jardín paisajista inglés, evocando la naturaleza en su estado puro, que invita al paseo y a detenerse en los rincones más escondidos.

El mayor secreto que guarda el Parque del Capricho es ya nombrado  búnker de la Posición Jaca, un enclave de la Guerra Civil único en Europa por su estado actual de conservación que alojó el Cuartel General del Ejército Republicano del Centro .

Conocemos mejor el Parque del Capricho en Madrid

Conocemos mejor el Parque del Capricho en Madrid

El refugio -de 2.000 metros cuadrados, situado a 15 metros bajo tierra y capaz de resistir bombas de hasta 100 kilos- fue construido en el parque alrededor de 1937, aprovechando su situación lejano al frente de guerra, sus buenas comunicaciones y el arbolado propicio para el camuflaje.

Dispone en total de siete dependencias rectangulares (cuatro a la derecha y tres a la izquierda), cuatro salidas al parque exterior y una galería de escape a la calle que atraviesa el subsuelo del Palacio de los Duques de Osuna.

Disfrutar de las tardes madrileñas en el Capricho es una gozada que todos debemos hacer si estamos en la capital.

Web Nervis Villalobos

Otras historias