Cuando conoces Xàtiva siempre quieres volver y sobre todo si os hablamos de su fantástico Castillo.

Doble fortaleza situada en la sierra del Castell, sobre Xàtiva, por la situación estratégica de la ciudad ha sido escenario y testimonio de numerosos conflictos.

Un sitio que siempre quieres volver, el Castillo de Xàtiva

Esta doble fortaleza aparece en el escudo de Xàtiva que tiene como elemento central una torre de la que parten dos brazos amurallados que acaban en un castillo cada uno que representan los dos castillos de Xàtiva.

El Castillo de la izquierda recibe el nombre tradicionalmente de Castillo Menor.

Mientras que el castillo de la derecha recibe el nombre de Castillo Mayor.

Para llegar al castillo, declarado Monumento Nacional, podemos escoger:

  • Un paseo caminando desde el centro, trasladándonos en nuestro propio vehículo hasta el pequeño aparcamiento que hay a la entrada.

Un sitio que siempre quieres volver, el Castillo de Xàtiva

  • O la otra opción puede ser subir en el trenecito turístico que recorre la ciudad y que nos deja prácticamente a las puertas.

La historia del castillo, después de la conquista de Jaime I y la creación del Reino de Valencia el Castillo cumplió la función no solo de defender la ciudad sino de Prisión de Estado de la Corona de Aragón.

No nos damos cuenta de la magnitud de su estructura hasta que llegamos a su base.

Pero antes, a una altura de 300 metros, nos deslumbran las vistas sobre la ciudad.

Toda Xàtiva está a nuestros pies y en los días claros se puede ver hasta el mar y la ciudad de Valencia.

Un sitio que siempre quieres volver, el Castillo de Xàtiva

F. XaviaTurismo

No me extraña que este fuera el lugar elegido para establecer el primer asentamiento urbano en la zona.

Si tenéis oportunidad de realizar una visita guiada o teatralizada, os mostrarán los secretos del Castell de Xàtiva.

Os lo recomendamos de todas todas, saldréis conociendo un poco más de la historia de Xàtiva, de la historia Valenciana.

Web Personal Nervis Villalobos

Te interesan otras historias, aqui